Comisiones

La parte clave de este proyecto son las 10 comisiones de arte público que hemos encargado a 5 artistas Mexicanas, y 5 artistas Británicas. Creemos profundamente en el poder del arte para cambiar narrativas, y queremos que las obras de este proyecto lleguen a la mayor cantidad de personas posibles, para que desafiemos ideas nocivas sobre el feminicidio e inspiremos acción. Por eso, hemos seleccionado estas 10 obras, por su creatividad de cada una y el inmenso talento de la artista, y porque estamos de acuerdo con el mensaje que transmiten, que se expresa con claridad y con mucho potencial para generar impacto. Estas obras nos recuerdan que todas las mujeres somos seres valiosas e importantes, que somos más que nuestras cuerpas pero que a la vez, sea como sea nuestra cuerpa, merecemos ser tratadas con respeto y dignidad en nuestras sociedades, sea por los medios de comunicación, las autoridades, o nuestrxs compañerxs. Estas obras nos recuerdan que el espacio público es nuestro, y tenemos todo el derecho de ocuparlo, disfrutarlo, recorrerlo sin miedo de lo que nos pudiera pasar, por el simple hecho de ser mujeres. Estas obras nos ponen la piel de gallina porque nos involucran, nos recuerdan que las víctimas de feminicidio son mujeres y niñas normales y corrientes como nuestras mamás, nuestras hermanas, nuestras primas, nuestras amigas, mujeres como tú, y como yo.

Aquí presentamos las propuestas ganadoras de las comisiones (que valen 13800 MXN cada una). Se llevarán a cabo en el espacio público de ahora a septiembre 2021. Estaremos publicando más información en nuestras redes para que vayan y participen o vean las obras. Iremos actualizando esta página en que se vayan realizando las comisiones. ¡Gracias!

Dalia. Vika Álvarez (México)

@museodesam

“Dalia” es una serie de carteles que se pegaran en bardas  para crear una especie de collage en ellas. Los carteles también funcionan individualmente.  La obra está basada en la propia experiencia de la artista al crear contenido en redes sociales relacionado con el femicidio y las tragedias que han pasado en México. Para Vika, las artistas y activistas feministas (incluyendo a ella misma) han cometido errores graves como el compartir las imágenes de víctimas de  femicidio. La obra busca  crear la misma consciencia por la que ella pasó después de  darse cuenta de que en vez de estar haciendo bien, estaba provocando la  revictimización de una mujer. Ha intentado plasmar este proceso de  autocrítica y reflexión y la obra es una invitación y desafío a las personas  que continúan perpetrando estas conductas o consumiéndolas en redes  sociales. Es preguntarnos constantemente qué compartimos, cómo y por qué lo hacemos, cuál es el alcance de nuestras plataformas y cuál es  nuestra responsabilidad, ¿qué papel estamos jugando en todo esto?

 Los carteles tendrán un código QR, que al escanearlo, te permite acceso al manifiesto escrito por Vika y sus compañeras artistas y yo, que busca elaborar algunos compromisos que como artistas podemos cumplir para evitar revictimizar a las víctimas de feminicidio u otros actos de violencia.

La pega se realizará en la CDMX. Pero también se hará disponible los archivos de forma digital, para que otras activistas y colectivas puedan realizar sus propias acciones de pega en sus ciudades.

The Dirt Under My Fingernails. Jessica Warren (UK)

@jessica_warren_art

“La mugre debajo de mis uñas” es una actuación filmada. Este trabajo ha tomado la forma de instalación de películas, fotografía y fanzine. El trabajo se ocupa del trauma, la memoria y el lugar. La propia artista está desnuda en una zona boscosa, en un pueblo en el norte de Inglaterra, un lugar donde se han descubierto cuerpos de mujeres; en la recuperación de su trauma, memoria y lugar. A la artista le enfurece la forma en que las mujeres asesinadas se publican en los medios, quitándoles todo lo que eran, para parecer un trozo de carne en un espacio, porque incluso cuando estas mujeres están fallecidas, la mirada masculina las mantiene cautivas en la forma en que son fotografiadas. Este es un tema sobre el que reflexionará durante su actuación. El mensaje que quiere comunicar es que las mujeres ya no pueden ser ignoradas, la pérdida y el miedo son reales y la única forma en que el mundo se dará cuenta es si esto se comunica en la vida real, fuera de la galería pero en los espacios a los que viene todo el mundo.

ESTAMOS VIVAS Y VIVAS NOS QUEREMOS. Entrega de certificados  de supervivencia a las mujeres y cuerpas disidentes en este Estado feminicida. Mine y Fru (México)

@mineyfru

En esta acción participativa, las artistas invitan a las transeúntes a rellenar un “Certificado de supervivencia  ESTAMOS VIVAS Y VIVAS NOS QUEREMOS”. En él se da fe de la supervivencia como  experiencia transversal de las mujeres en este sistema patriarcal, se denuncian los motivos  personales (o experiencia situada) de tal acto heroico en este país, se plantean propuestas y se  manifiesta el deseo para todas en el futuro. El certificado tiene la validez que le damos todas en  todas partes, en nuestra lucha contra las violencias machistas. La acción se llevará a cabo en tres puntos periféricos de la CDMX – Ciudad Nezahualcóyotl (Edomex), Tláhuac y Xochimilco. Es importante activar la pieza en las periferias porque es donde se vulnera más a las mujeres, es donde el feminicidio cobra más vidas y es más impune.  

Mine y Fru son activistas feministas desde hace once años.  Opinan que las prácticas artísticas tienen un potencial crítico, ya que nos permite reflexionar y cuestionar las convenciones y mecanismos que oprimen, constriñen y  violentan a las personas. El arte nos permite crear espacios fuera de todo lugar, espacios y  relaciones nuevas que fracturan el sistema patriarcal. El arte contagia al activismo feminista de color, juego, creatividad, comunidad.

Free Fem. Georgina Lance (UK)

@georginalanc

Georgina Lance es una joven creativa de circuito y con formación en danza que utiliza el medio del movimiento en su arte. Pensando en su identidad encarnada, cree que es muy poderoso presenciar a una persona de color, queer, con una forma femenina, que expresa y narra una idea a través de la danza.

Free Fem trata sobre el conflicto de existir pacíficamente en la forma femenina, mientras que al mismo tiempo experimenta violencia y misoginia. Se trata de una pieza personal que centraliza la frustración de cómo las víctimas de feminicidio son retratadas, vilipendiadas y acusadas de su propia muerte, en contraste con la pureza y alegría del movimiento y las mujeres complaciendo sus cuerpos, sensualidad y arte.

La pieza encargada será una pieza de pole dance interpretada por Georgina. El pole dance a menudo es estigmatizado y mal visto, pero Georgina quiere mostrar la belleza del pole dance, ya que esta forma de arte ha sido poderosa para ayudarla a recuperar su propia esencia.

Georgina trabajará con Tees Valley Arts en la creación de su comisión.

Yo Soy Mía. Yellowgirl (México)

@yelloooowgirl

El feminicida no es un monstruo horrible que nos acecha, aunque claro que existen, pero por lo general son parte de nuestra familia familia, amistades, pareja, personas con las que mantenemos un vínculo afectivo, con la que dormimos, nos reímos y queremos construir en conjunto, quienes piensan que somos propiedad. 

Esta performance busca llevar esta problemática a las calles, sobre este tema no se habla mucho, se ignora y se minimiza. Apareceré en el espacio en el suelo, sin moverme, para irrumpir la cotidianidad con una leyenda que diga, ‘no aparecemos muertas, nos matan’. Me quedaré ahí alrededor de 110 minutos, haciendo alusión por cada 10 minutos a una de las asesinadas al día, cada que pasen 10 minutos escucharemos una grabación con titulares que romantiza, normalizan el asesinato a mujeres, así como nos culpabilizan. Durante la performance, habrá un pizarrón con la frase “yo soy mía, “ para completar la frase libremente, documentarlas y compartir frases e historias sobre nuestra autonomía. También se realizará una pega en el lugar con unas propagandas con la leyenda, no aparecemos muertas, nos matan. Se realiza la performance en lugares céntricos de 4 diferentes zonas de la Ciudad de México, en cada uno representando diferentes etapas de una mujer: niña, joven, adulta y adulta mayor.

Yellowgirl realizó una acción similar en el 8m con @chispasdechocolate en la carretera Picacho Ajusco. Ambas se inspiraron con una realizada en Guatemala y a partir de ahí, de vivir esa experiencia es que se reconfigura esta performance y se agrega la parte de las pegas y el espacio participativo con los stickers a llenar con 3 frases:

  • Yo soy mía aunque ________________
  • La primera vez que_____________, estaba en _______
  • Soy sobreviviente de ___________________

El arte es motor que impulsa los cambios de conciencia individuales y colectivos, resignifica, nos hace resistir, conocer y empatizar. El feminismo y los movimientos sociales necesitan del arte para imaginar nuevos escenarios posibles de relación, reinterpretar, visibilizar y promover la empatía. El arte es político, seas consciente o no de ello, pero está siempre comunicando y resignificando.

She. Gina-Maria Marchella McCarthy (UK)

@gina.m.m.m

Esta pieza reúne todos los descriptores utilizados cuando se habla de mujeres víctimas de asesinato en el contexto de un documental sobre crímenes reales. Son citas de familiares y amigos que conocían bien a las mujeres y niñas, pero también las palabras de presentadoras y narradoras que estaban creando el sensacionalismo requerido en este tipo de programas de televisión y películas. Las citas se vuelven repetitivas con bastante rapidez, son genéricas, dicen muy poco sobre las víctimas. Las citas se fusionan para que parezcan estar hablando de una mujer. Algunas citas se contradicen, otras son repetitivas, pero todas confluyen en un borrón de perfección e inocencia angelical. La mujer ideal.

Es posible que la víctima nunca haya escuchado estas etiquetas de “rayo de sol” o “amantes de la diversión, felices y afortunados. Al morir, estas mujeres se agrupan y reciben el tratamiento genérico de palabras de moda y lemas que describen lo que esperamos que sea una víctima femenina – inocente, desprevenida y perfecta.

¡Vivas Nos Queremos! Janín Garcín (México)

@janin_nuz

La propuesta es parte de una investigación realizada acerca de los feminicidios en Ciudad Juárez, que fue uno de los primeros lugares en el país dónde se empezaron a relacionar esta palabra, en específico los campos algodoneros, a través de observar varios documentales fue captando imágenes que narraban a las madres quienes son las que buscan a sus hijas porque en este arrebato a la vida no solo se llevan a una, se llevan la vida, el día y la noche de las madres que buscan respuestas, que buscan a sus hijas hasta por debajo de las piedras, que buscan justicia. Visibilizar esta lucha, y a las madres personalmente es muy importante. Esta obra será pintando en un muro en las periferias de San Luis Potosí, aquellas que hemos olvidado, para descentralizar el arte y llegar a aquellas mujeres que también les atraviesa el sentir y el vivir de ser mujer en México.

Para Janín, lo personal es político, y conocer su sentir y su vivir de mujeres que han atravesado violencias ha permitido que ella siga plasmando arte feminista en los espacios públicos, en los muros, representarnos en los lugares donde no estamos, y tratar que los muros abracen a las mujeres con lo que pinta. El arte en el activismo feminista es muy necesario. Janín y sus compañeras fundaron la primera escuela feminista de Arte Urbano en México, llamada BRAVAS, la cual surgió con la intención de crear espacios seguros para las mujeres que pintan o quieren comenzar a realizar murales, graffiti o ilustración en gran formato, todo esto no hubiese sido posible si el activismo no las hubiese atravesado. 

Slutmouth (UK)

@slutmouthdesign

Slutmouth quiere crear un mensaje que no se perderá. Su idea original para el proyecto comenzó a partir de una conversación con un grupo de amigas, todas mujeres que se identificaban entre si. De los 4 a 6 años habían sufrido abusos sexuales. Ese momento de darse cuenta de la magnitud del abuso sexual contra las mujeres realmente le impactó a la artista. Esta conversación inspiró más diálogo con otras personas sobre cómo enfocamos el mensaje de la violencia masculina contra las mujeres, incluido el fin del feminicidio, hacia las mujeres, no hacia los hombres. No basta con decir “pero no todos son hombres”, cuando son casi todas las mujeres. Con este encargo, la artista quiere alentar a los hombres a que comiencen a desafiar la misoginia con sus amigos y familiares, y asuman la responsabilidad de lo que pueden hacer para acabar con la violencia de género; también quiere llegar a las mujeres de una manera que las empodere y que inspire una conversación y una acción continua.

Este mensaje se creará en carteles digitales que se difundirán por el centro de la ciudad de Durham.

Vacíos. Lorena Malo (México)

@lorena.malo

Diversas mujeres aparecen en este video realizando actividades cotidianas: una mujer trabajando, una cocinando, una con su hijo, una leyendo, otra más con una amiga. Mientras realizan sus actividades sus caras se van difuminando, hasta que todo su cuerpo es un “blur”. Aparecen titulares de la prensa. Titulares en los que se sugiere que la víctima es culpable, que “se lo buscó”, en los que se protege y se justifica al victimario, titulares que llaman al feminicidio “crimen pasional” o dicen que “aparecieron muertas”, titulares que hacen del crimen un espectáculo. Una a una, aparecen sus caras en letreros de “Se busca”, están desaparecidas. El video se proyectará en paredes de espacios públicos y bien transitados en Playa del Carmen.

Lorena se considera activista feminista a través de su arte. Cree que a través del arte pueden generarse cambios. Una obra de arte puede impactar, despertar emociones e ideas, provocar reflexión en el espectador y transformar la conciencia colectiva. Por medio del arte feminista se establecerán diálogos en torno a esos temas y se sensibilizará a la población.

This is Not a Memorial. Rosie Stronach (UK)

@rosie.the.artist

Nuestros medios refuerzan las ideas de que existen formas “correctas” de feminidad y quienes no desempeñan el género asignado “correctamente” se están poniendo en peligro, y tienen la culpa directamente sobre sus hombros. Esto se amplifica en la esfera pública, donde se trazan líneas invisibles a través de nuestros pueblos y ciudades, que denotan dónde es “seguro” para las mujeres. La narrativa impuesta por los medios de comunicación es que debido a que las mujeres comprenden los peligros que enfrentan, se victimizan a sí mismas y, por lo tanto, no merecen ser recordadas, respetadas o lloradas.

Los monumentos públicos son un elemento importante de nuestro trasfondo cultural. Nos ayudan a identificar quién / qué vale la pena recordar, quién / qué es de valor y significan a quién se le permite usar ese espacio. Mi práctica analizará los memoriales públicos oficiales y no oficiales para explorar las respuestas a las preguntas: ¿A quién elegimos recordar, cómo elegimos recordarlos y por qué? Para los hombres, los monumentos conmemoran las victorias en la industria, la política y la guerra. Las mujeres no pueden confiar en los monumentos públicos para celebrar sus victorias, sino que dependen de los monumentos no oficiales como una indicación de lugares peligrosos o personas en su vecindad. Estos memoriales envían un mensaje claro a las mujeres: USTED PODRÍA SER LA PRÓXIMA. ESTE ESPACIO NO ES PARA USTED.

El trabajo que Rosie ha producido hasta ahora se basa en la arquitectura y los artefactos neoclásicos para explorar la idea de la mujer como adorno. Muchas de las costumbres conmemorativas en Gran Bretaña hoy provienen de las épocas georgiana y victoriana, cuando el neoclasicismo era popular. Durante el corazón de la revolución industrial y la colonización británica, los sistemas de opresión que enfrentamos hoy se institucionalizaron a escala global. Usando estas imágenes estéticamente agradables de mujeres rotas y arruinadas, Rosie tiene como objetivo crear un diálogo sobre cómo la representación de las mujeres en los espacios públicos refuerza las ideas sexistas de mujeres que son víctimas, objetos sexualizados o cuentos de advertencia para otras mujeres.

Rosie trabajará con la Universidad de Durham y el Castillo de Durham para convertir este trabajo en una obra de arte pública. La idea se desarrollará en la creación de mini memoriales de las víctimas de feminicidio en el Reino Unido.

%d bloggers like this: